Los tecnócratas atacan de nuevo


Antes de que existieran los neoliberales estaban los tecnócratas.  En México los descubrieron durante el sexenio de Miguel de la Madrid (1982-1988) egresado de Harvard, gran privatizador, desregulador y devaluador del peso.  Durante las primeras horas después  del terremoto de 8.1 grados en la Ciudad de México, no permitió que el ejército colaborara en las labores de rescate, pero eso sí, todo lo relacionado con números, gráficas, porcentajes e índices le interesaba muchísimo.  Por eso los mexicanos tacharon a todos los economistas colaboradores en el gobierno de tecnócratas, por su gran ceguera ante los fenómenos sociales, incluyendo 20,000 muertos y heridos enterrados bajos los escombros.  Con el tiempo se descubrió que esta plaga de econometristas desalmados al servicio del gran capital había invadido toda América Latina y se les llamó neoliberales, supieran suman y restar o no.

Pues ahora los yanquis parecen haber descubierto a los matemáticos sin consciencia social y los llaman los "cuantos" que viene de "finanzas cuantitativas", (los "quants" en inglés).  Con la debacle en la banca de inversión, se les ha acusado de provocar el caos con sus modelos matemáticos erróneos y a las universidades de servir a los intereses de Wall Street por entrenar a  doctores en física y matemáticas en cómo burlar al sistema por medio de modelos que operan al margen de cualquier consideración ética.

Como respuesta a estas acusaciones, el fundador del programa de doctorado en finanzas cuantitativas de la universidad Carnegie Mellon, el profesor Steven Shreve, ha salido a la defensa de los "cuantos" en un articulo publicado por la revista Forbes, "No culpen a los ‘cuantos’", en el que hace la gran revelación de que los "cuantos" sabían que sus modelos eran engañosos y tan sólo un vehículo para que la banca obtuviera deshonrosas ganancias con la venta de derivados crediticios vinculados a hipotecas y otras linduras igualmente tóxicas, que se lo dijeron a los banqueros pero que éstos no les hicieron caso.

Cabe preguntarse, ¿cuál es el deber ético y responsabilidad social de un "cuanto" que sabe que su modelo falaz es un eslabón esencial de un mega-fraude global, que ya se lo dijo al banquero, y que el banquero no le hace caso?  El profesor Shreve no se hace esta pregunta por lo que no debemos esperar que incluya una clase de ética en su doctorado de finanzas cuantitativas.   Como es bien sabido, el neoliberalismo con consciencia ética y social no sería neoliberalismo.

Leave a comment