avatar
Obamas’ team


Defense Secretary

La mayoría apunta a Richard Holbrooke. Otro pesonaje de la era Carter. Ni más ni menos que el que le vendió armas a Suharto, que en 1976 invadió Timor Oriental asesinando a más de 200.000 indígenas, para que éste continuara la ocupación, a pesar de que se suponía que había una prohibición expresa de venderles armas al gobierno  indonesio. Muchos autores, entre ellos Chomsky, han subrayado que fue durante el periodo de ese supuesto bloqueo armamentístico cuando la ocupación indonesia alcanzó niveles de genocidio.
Holbrooke que ideologicamente se posiciona al lado de Paul Wolfowitz y otros neocons, describe así sus motivos para apoyar al gobierno de Suharto:
"The situation in East Timor is one of the number of very important concerns of the United States in Indonesia. Indonesia, with a population of 150 million people, is the fifth largest nation in the world, is a moderate member of the Non-Aligned Movement, is an important oil producer — which plays a moderate role within OPEC — and occupies a strategic position astride the sea lanes between the Pacific and Indian Oceans … We highly value our cooperative relationship with Indonesia."

También se habla de Madeline Albright, la que decía sin pelos en la lengua que la muerte de medio millón de niños como consecuencia de las sancioenes impuestas a Irak "era un precio que merecía la pena".

Otros hablan de John Kerry, que en 2004 presentó una campaña antibélica pero apoyando "The War on Terror", y que tenía el punto de mira puesto sobre Irán. Un tipo como este no cambiaría para nada la política estadounidense en Oriente Medio.

En cuanto al Departamento de Defensa, parece que seguirá Robert Gates, inflando aun más el presupuesto de defensa.

A lo que voy, que si bien la victoria de Obama nos ha alegrado a todos, ha servido para darle una patada en el culo a Bush y sus titiriteros e incluso ha significado, o espero que así lo sea, un avance en la igualdad racial en EEUU, esta victoria no será más que una mera ilusión, si el futuro de la política económica y exterior recae en ideologías e  individuos como los arriba mencionados, responsables directos del panorama económico y bélico que estamos padeciendo en estos momentos.
Que nos alegremos de no verle más la cara al insulso de Bush es una cosa, pero tener esperanzas en que una nueva administración cambie el rumbo con personajes como los de arriba, es simplemente una vuelta atrás a los tiempos de Clinton. A algunos les pareceria suficiente, pero desde luego estaría muy lejos de llegar a conseguir una verdadera justicia social y económica como la que Obama ha estado predicando durante la campaña electoral.

Así que, Big Al y Esteban, empezad a decirme nombres de gente que pueda hacer realidad los deseos de Obama, para que pueda darle esos 100 días de los que habláis. De momento mis expectativas son muy bajas para que se produzca un cambio significativo. Yo le daría hasta un año si es capaz de plantarle cara a Israel para terminar con los conflictos bélicos en Oriente Medio, regula el sector financiero, empieza a atajar la crisis sanitaria, el aumento del paro y los niveles sin precedentes de inmigración ilegal y desigualdades económicas.
Otros datos para que Obama se ponga manos a la obra en política interior son:

  • 47 millones de personas carecen de la protección derivada de un seguro sanitario
  • 40 millones viven bajo el "umbral de la pobreza" (establecido en $21.400 o 14.759€)
  • El paro supone el 5,5% (8,5 millones de trabajadores)
  • El salario medio semanal de los trabajadores con empleo descendió unos $3,5, mientras los precios suben

Espero llevarme alguna sorpresa y ver caras nuevas en el gobierno de Obama.

Leave a comment